Evo sugiere a la ONU adoptar el modelo boliviano ante el fracaso de la lucha mundial antidroga

La Paz, 21 de febrero (Revista Oxígeno).- “La guerra contra las drogas ha fracasado”. Esa la fue la frase con la que el mandatario boliviano Evo Morales cuestionó, en la Sesión Especial de la Asamblea General de las Naciones Unidas (UNGASS), la lucha mundial antidroga.

Como propuesta ante esa situación, el Presidente dijo que es necesario un debate amplio basado en las realidades de cada país en el marco del principio de soberanía y ya no depender de EEUU.

“Las bases militares, el secreto bancario, la criminalización de la coca y las culturas son instrumento de control geopolítico; por eso, hemos decidido como bolivianos  liberarnos nacionalizando la lucha contra el narcotráfico y proponemos un  modelo digno y soberano que garantiza  el respeto a los derechos humanos y  a la Madre Tierra en el marco de la responsabilidad común y compartida con participación y control social”, dijo.

Explicó que la política antidroga boliviana tuvo resultados concretos. Por ejemplo, explicó que entre el 2011 a 2014 se logró disminuir un 34% del cultivo de la hoja de coca alcanzando una superficie neta de 20.400 hectáreas. Se basó en datos de la Oficina de las Naciones Unidas  Contra la Droga y el Delito (UNODC por siglas en inglés).

Dijo que la tasa de consumo de cocaína en EEUU es del 1,6% en comparación a la media mundial que es del 0,4%.

“¿Con qué moral EEUU certifica o descertifica a los países si todos sabemos que no se hace ninguna acción para reducir esta demanda cuando el mayor número de consumidores de cocaína está en este país”, cuestionó.

Según datos del mandatario, un total de 246 millones de personas  entre los 15 y 64 años  consumieron drogas ilícitas durante el año 2013, cuando en los años 90 era de 150 millones.

“Hablamos —dijo— de un incremento del consumo de drogas  del aproximado del 40% en las últimas dos décadas”.

Asimismo, puso como ejemplo que el 2013 el negocio ilícito de las drogas tuvo un valor de venta de 330 mil millones de dólares a pesar de los 100 mil millones de dólares que se destinan en el sistema internacional del control antidroga.

Dijo que en 1961, gestión en la que se firmó la convención mundial de lucha contra las drogas, en Bolivia sólo existía 4.700 hectáreas de coca, pero después de su penalización se incrementó los cultivos en más de 1.000% alcanzando la cifra más alta en 1989 con una superficie de 52.900 hectáreas.

“Pido a esta asamblea que sumemos acciones concretas  para liberarnos del problemas de las drogas  con pretexto de dominación, disolver la DEA, cerrar las bases militares norteamericanas, acabar con el intervencionismo, acabar con la certificación unilateral, aprobar una resolución para terminar de una vez  por todas con el secreto bancario”, sostuvo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s